La cara A del dropshipping en las tiendas online


El método dropshipping está en auge cada vez más ya que otorga muchas más ventajas que la venta tradicional o incluso la venta online tradicional.

En ella, es el mayorista el que se encarga de enviar los productos que piden los usuarios de la página. Mientras, la persona que monta la tienda solo tiene que centrarse en dar a conocer la tienda, que haya compras y estar pendiente de los clientes.

dropshipping

Ese no tan desconocido Dropshipping que te hace centrarte en lo que debes


¿Qué significa eso? Que te olvidas de tener que empaquetar, enviar, estar pendiente de que se recibe, etc. Si te preguntas qué es el dropshipping, ya tienes la respuesta. Tú solo te centras en dar vida a la tienda.
Por eso, se dice que el dropshipping tiene muchos beneficios, como son:

1. No tienes que invertir mucho


Cuando montas una tienda física, sabes que tienes que desembolsar una cantidad de dinero para todos los productos que vas a vender. O que al menos esperas vender. Pero en realidad no sabes si vas a conseguirlo o, al cabo de un mes, tendrás que devolverlos (y eso si te dejan hacerlo).

En el caso de una tienda online, también podía pasar eso. Tenías que tener un almacén en tu casa (o en otro sitio) donde pudieras tener todos los productos que vendes con el objetivo de que, si te piden algo, lo tengas.

Pero con el dropshipping la cosa cambia, porque ya no hay gastos de inventario, almacén o envío. Lo único que tienes que hacer es vender los productos que, por dropshipping y sabiendo que se tienen en stock, cuando se pidan van a estar disponibles.

2. El stock es mayor


Debido a que es el mayorista el que tiene el stock, este será mucho mayor que el que tú podrías comprar. Porque normalmente, y cuando estás empezando, compras solo 1-2, pero después no hay nada más. Y claro, luego viene lo que viene, que te piden más y no puedes complacerlos, con lo cual, quedas mal y puede significar una mala reputación de la tienda.
Así, será mucho más sencillo vender muchos productos que solo unos pocos, y unas unidades de cada uno.

3. Puedes responder mucho mejor


Imagina que te hacen un pedido de mil camisetas. Y que las quieren en 24-48 horas. ¿Serías capaz de hacerlo? Seguramente tendrías el problema del stock, que no tengas tanto. Y luego está que no tienes un solo pedido, puedes tener varios. ¿Le das prioridad a uno cuando a lo mejor los otros te compran varias veces al mes y este es nuevo?

Con el dropshipping tienes la ventaja de que vas a cumplir con todos los pedidos que lleguen, y en el plazo que se pide. Así que solo tienes que confiar en que va a ser así.

Por supuesto, no vamos a decir que todo es un camino de rosas. Hay un menor margen de beneficio (porque tienes que compartirlo con el mayorista) y eso se nota. Pero si estás empezando, puede ser una opción a no invertir demasiado e ir dando consistencia a tu negocio. Ya te encargarás después de tener un almacén y productos de calidad en base a lo que más se venda.

0 comentarios: