¿Vale la pena comprar un Samsung A5 2017?


El Samsung A5 de 2017 es el nuevo super gama, que conforma el arsenal competitivo de la marca para este año en curso. Este modelo de teléfono en particular se caracteriza por contener excelentes características, que suman una pantalla de gran tamaño con tecnología AMOLED, un procesador 8 núcleos, 32Gb de RAM y la capa de personalización Touchwiz.

noticias de tecnología

Si bien, es cierto que se trata de un súper gama, es un móvil que apunta a la gama media-alta por su precio, que ronda los 400 euros aproximadamente. El modelo ofrece características técnicas fantásticas como una resolución de pantalla decente y tecnología AMOLED que garantiza una experiencia vívida en imagen.

Cosa que es potenciada por la capa de personalización colorida que es estandarte de Samsung desde hace años: Touchwiz. Pero un precio de 400 euros por equipo puede tener serias implicaciones, especialmente cuando hay competencia que ofrece soluciones con características técnicas cercanas a la mitad del precio (¿alguien dijo moto G5?).
El Samsung A5 de 2017 es movido por un Exynos 7880 de 8 núcleos, 3 Gb de RAM y 32Gb de espacio de almacenamiento. La versión de Android con la que se vende es Marshmallow, personalizada con TouchWiz y se espera que sea actualizable a Android 7.0 Nougat.

A esto le acompaña una cámara de 16 megapíxeles y una frontal de igual resolución, apuntando a la satisfacción de calidad en fotos de selfies y una batería de 3000 mAh con carga rápida. A pesar de tan excelentes características, su precio es su peor factor.

Es cierto que la experiencia de usuario es muy homogénea entre equipos de súper gama y los usuarios pueden disfrutar (casi) de lo que un Galaxy S7 le ofrece a nivel de software, pero con equipos similares en características a mitad de precio, un cliente general se cuestiona la compra por tener que pagar tanto.

Samsung Galaxy A5 2017

¿Qué ofrece un Samsung Galaxy A5 por 325 euros

Experiencia Samsung, algo valorado por un fiel de la marca, que está dispuesto a pagar lo que pueda por tener la experiencia de usuario que ofrece el fabricante.

Esta misma filosofía es la de Apple con sus iPhones, salvo que, en este caso, sacrificando una experiencia particular de usuario, se pueden ahorrar casi 200 euros de precio, y aun así salir ganando en rendimiento, funcionalidad y experiencia de uso.

Esto es porque Android ha evolucionado al punto de ofrecer calidad y ergonomía por sí mismo, dejando a las capas de personalización como simples factores de diferenciación de las marcas. Si esta diferenciación es suficientemente importante, entonces valdría la pena el pago excesivo.

Si no es determinante una capa de personalización, soluciones como el Motorola G5 es mejor opción por calidad, por frecuencia de actualización, por durabilidad, entre otras. 

0 comentarios: