1983: el año en que cambió el mundo de los videojuegos


En la entrada de hoy vamos a hablar sobre el sector de los videojuegos y el año 1983. Posiblemente los más jóvenes ni siquiera sepan de que estamos hablando, pero durante ese año se produjo un hecho que casi acabaría con la que hasta el momento era la industria del entretenimiento más importante y que a la postre finalizaría con Atari, la reina del sector, a punto de desaparecer.

Los míticos juegos de la Atari 2600

1983: El año en que los videojuegos murieron

Ya en 1982 las ventas se habían congelado, algo que no presagiaba nada bueno ya que hasta el momento no habían hecho más que crecer. Pero la cosa no daba más de si ya que aprovechando el éxito que estaban teniendo estas plataformas se crearon algunos de los videojuegos más infames de todos los tiempos. Esto se unió a la tendencia de los compradores, que ante tanta oferta de dudosa calidad dejaron de adquirir estos cartuchos y se decidieron por otras opciones.

Todo esto junto hizo que al año siguiente, en 1983, la mayoría de las empresas del sector acabaran en bancarrota y liquidaciones. Era el fin de la industria de los videojuegos… O al menos eso parecía.

El inicios de los videojuegos, tecnología

Atari 2600 y los peores juegos de la historia

Esta consola había roto todos los moldes y era en modelo típico que los más afortunados tenían en sus casas. Sin embargo, ha tenido el dudoso honor de recibir algunos de los peores juegos de la historia, como la adaptación del Pac Man de las recreativas o En busca del Arca perdida, que se considera como el más terrible de todos. En el documental de Game Over podemos descubrir que era verdad esa leyenda urbana que nos contaban: miles de palets llenos de estos juegos habían sido enterrados en el desierto o acabaron en los basureros.

1983 no supuso la muerte de los videojuegos pero sí un cambio profundo en la industria que llega hasta el día de hoy.





Ahorra hasta 13% DTO.para novedades en series de Apple


Sigue leyendo un nuevo artículo en AhoraJuegoYo: Las primeras aplicaciones para mi nuevo smartphone

0 comentarios: