Obsesión por los datos

Los profesionales que trabajamos a diario con ordenadores tenemos una enfermedad que se conoce como “obsesión por nuestros datos”. Hablando en serio, todos sabemos la importancia que tiene la información almacenada en nuestros equipos cuando nuestro trabajo se basa en ella. Por eso es muy importante realizar copias de seguridad de manera periódica para evitar la pérdida irremediable de los mismos.


Pero, ¿qué hacemos si los el disco duro se estropea y no hemos guardado aún información importante? Lo más recomendable es “no tocar nada”. Si intentamos recuperar el acceso al sistema operativo a través de asistente de recuperación (si es que este se nos muestra) lo más probable es que no consigamos nada y cuantas más veces lo intentemos más posibilidades tenemos de inutilizar por completo el disco duro. Por eso lo mejor es acudir a una empresa especializada en recuperación de datos. Los especialistas en informática forense son los que tienen los mejores medios y conocimientos para recuperar nuestros datos. A continuación podemos ver las dos causas más comunes de pérdida de datos.

Y es que un pico de tensión puede estropear nuestro disco duro impidiéndonos acceder a nuestra información. Lo que ocurre es que al recibir el ordenador más energía de la que necesita se produce un cortocircuito que dañe la placa haciendo imposible el acceso a nuestra los datos del disco. Parece que esto es muy difícil que ocurra pero más del 20% de las averías en discos duros son consecuencia directa de este tipo situaciones.


Disco duro

El otro tipo de avería que nos impide acceder a la información es la de tipo lógico que es la que no tiene que ver con el hardware. La comúnmente conocida de borrado, formateo, virus. En estas el disco duro funciona correctamente pero la información es inaccesible por la una sistema (estructura) de ficheros defectuosa o archivos borrados de forma definitiva (no marcados como libres sino eliminados con herramientas específicas de informática a bajo nivel).

En cualquiera de los dos casos (bastante habituales en todas las oficinas) la recuperación de los datos de discos duros no es una tarea para un usuario que no esté especializado en estos temas. Cualquier intento puede resultar más dañino. De modo que siempre es lo mejor ponerse en manos de profesionales.

0 comentarios: