Tecnología para la seguridad en el hogar

¿Quién puede decir que no ha vivido cerca o en sus propias carnes el robo de una vivienda? Sino ya en primera persona, todos hemos oído el comentario de que a no sé qué vecino le robaron el mes pasado o que a fulanito de tal le intentaron entrar para robar.

Si bien el robo es un “oficio” que ha existido desde el principio de los tiempos, en los últimos años en nuestro país se ha agravado como consecuencia de la crisis. Como indicaba el periódico El Mundo hace unos meses, los robos en viviendas subieron un 25% en 2012. Así pues el robo en hogares, ha pasado a ser un tema bastante común entre los cotilleos de los barrios.

Cuando la gente habla de este tipo de casos, muchas veces pensamos que no nos va a tocar a nosotros, pero lo cierto es que parece que no te pasa hasta que te pasa. Sólo de pensar como un ladrón se puede colar con una simple radiografía (por muy de película que esto parezca) por la puerta de nuestra propia casa mientras estamos con nuestros hijos, se le pone a uno la piel de gallina.

Por eso es importante contar con un sistema integrado de control de accesos en nuestro hogar que asegure que sólo podrán entrar por sin permiso personas autorizadas. Suena bastante estricto pero es lo que nos garantiza una tranquilidad absoluta. No basta con tener una simple alarma que se active cuando hay un intruso, porque aun contando con una rápida actuación de la policía y con una huida de los ladrones, el susto no nos lo quitamos de encima. Si tenemos niños menores de edad, este tipo de sistemas nos dan la paz que necesitamos en nuestro núcleo familiar. Porque si estamos en casa con ellos y se produce un robo, el daño psicológico será muy grande.

0 comentarios: